<linearGradient id="sl-pl-stream-svg-grad01" linear-gradient(90deg, #ff8c59, #ffb37f 24%, #a3bf5f 49%, #7ca63a 75%, #527f32)
    Sitio Oficial de Felipe Calderón Hinojosa
    viernes, julio 19

    ÍNDICE

    ÍNDICE

    EJE 3 IGUALDAD DE OPORTUNIDADES

    EJE 3 IGUALDAD DE OPORTUNIDADES

    14. Deporte y cultura física

    El deporte y la actividad física contribuyen al pleno desarrollo físico y mental de las personas. Como política pública, la promoción de la actividad física y del deporte fomenta el cuidado de la salud en la población, el esparcimiento de la sociedad; previene conductas adictivas especialmente entre los niños y los jóvenes, promueve la reconstrucción del tejido social, fomenta la sana competencia y el desarrollo de habilidades sociales entre las personas, genera talentos deportivos que puedan representar a México en competencias internacionales e inspira a las nuevas generaciones a adoptar el deporte como una práctica de su vida diaria.

    Promover el deporte y la activación física es tarea primordial de un gobierno y debe estar enfocada a dotar a la población de las condiciones mínimas para poder realizar estas actividades tanto en el área de actividad física como en el área deportiva a nivel amateur y a nivel de alto rendimiento.

    PANORAMA EN 2006

    En 2006, la articulación y armonización de las instituciones relacionadas con el deporte nacional era uno de los retos del gobierno. La política pública que se había aplicado en las distintas ramas de la materia —masificación de la actividad física, desarrollo del deporte y alto rendimiento—, no siempre estuvo sujeta a planes y programas de largo plazo, lo que impedía que fuera un vehículo de mejora del deporte nacional.

    En cuanto a la masificación de la actividad física, existía la necesidad urgente de promover entre la población el desarrollo de la cultura física, que propiciara la formación de hábitos saludables y creara conciencia en torno de los beneficios que se obtienen mediante la práctica regular del ejercicio físico. Por mencionar uno de los problemas de salud pública en niños y jóvenes, que puede combatirse por medio del deporte, hay que citar la obesidad. México ocupaba el segundo lugar en la escala mundial en sobrepeso y obesidad de ese grupo poblacional.

    Por otro lado, no existía una red institucional de fomento a la actividad física que coordinara las acciones que se llevaban a cabo en los estados y municipios del país. Era necesario brindar las oportunidades de desarrollo deportivo de manera integral a todos los grupos poblacionales.

    La infraestructura deportiva en México no era suficiente para atender a la población; en muchos lugares ésta no existía o se encontraba en malas condiciones. Esta situación se tornaba más evidente conforme los núcleos poblacionales se alejaban de las zonas urbanas más pobladas, mientras que en las poblaciones marginadas y rurales, en gran parte de los casos, no contaban con un programa deportivo y con instalaciones para ello.

    Tampoco había suficientes programas institucionales de desarrollo del deporte, y los ya existentes no lograban la integración multidisciplinaria para la formación y desarrollo de los deportistas y sus entrenadores, tampoco impulsaban lo suficiente la inversión o el desarrollo científico, técnico o académico en beneficio del deporte.

    Se requerían, además, cambios importantes en los procesos que hasta ese momento se utilizaban para conducir la política pública en materia de deporte de alto rendimiento. Por un lado, era necesario resolver el problema de la relación de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) con las Asociaciones Deportivas Nacionales y con los órganos de gobierno de las entidades federativas. Por el otro, el diseño de las políticas no contaba con la suficiente participación de la sociedad, de expertos en deporte, de maestros en educación física, de entrenadores, de médicos especialistas, de asociaciones, clubes, ni del grueso de deportistas que habían tenido un papel destacado en sus especialidades, incluyendo a los medallistas olímpicos. Estas circunstancias se reflejaban en los resultados que las delegaciones obtenían en los eventos internacionales.

    AVANCES Y TRANSFORMACIONES ENTRE 2006 Y 2012

    En esta administración se inició una estrategia coordinada de políticas públicas orientada a lograr que la actividad física y el deporte se convirtieran en actividades cotidianas de las personas, para fomentar así un estilo de vida saludable y para impulsar el desarrollo de talentos que puedan competir en niveles de alto rendimiento.

    Masificación de la actividad física

    La Secretaría de Educación Pública (SEP), a través de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) puso en marcha la estrategia Actívate, Vive Mejor para combatir el sedentarismo. Con esta estrategia, la Conade, en coordinación con los Institutos, Consejos y Comisiones del Deporte de los estados fomentó la práctica de la actividad física en los diversos sectores de la población, lo que permitió crear una cultura física que lleve a los mexicanos a obtener una mejor calidad de vida. Los ejes de esta estrategia fueron los siguientes:

    Actividad física escolar

    Busca lograr que los niños y jóvenes participen diariamente en rutinas de activación física como parte de su jornada escolar. Para ello se contó con la colaboración de las autoridades educativas estatales que en coordinación con los institutos estatales del deporte y las áreas de educación física, promovieron la participación de maestros de educación física como multiplicadores de las rutinas, y capacitaron a los maestros de grupo que colaboran en el programa.

    Actividad física laboral

    Las rutinas de activación física laboral son acciones orientadas a que los beneficios de esta actividad se reflejen en el cuidado de la salud física y en la disminución de estrés y tensión dentro y fuera del trabajo, en el incremento de la energía y vitalidad, y de la satisfacción laboral, además de propiciar que se reduzcan significativamente riesgos psicosociales, accidentes de trabajo, retardos, ausentismo e incapacidades por enfermedad.

    El 3 de agosto de 2008 el Gobierno Federal lanzó la estrategia nacional Actívate, Vive Mejor para promover, en el ámbito laboral del sector público y privado, que todos los trabajadores realicen alguna actividad física de manera sistemática en el horario laboral. En los meses subsecuentes se impartieron talleres de capacitación para la implementación de la estrategia en 250 instituciones a nivel federal, y se trabajó junto con los institutos, consejos y comisiones estatales del deporte para promover programas de activación laboral a nivel local.

    Actividad física para todos

    Este eje tiene como propósito generar espacios para que la población participe en eventos de activación física, así como promover los beneficios que ésta representa e incluye cuatro modalidades: Espacios Activos, Ferias de la Actividad Física, Eventos Masivos y Delegación y Municipio Activo, que con distintas estrategias impulsan la masificación de la actividad física y deportiva y el aprovechamiento de espacios públicos.

    Este eje de la política pública, también se orientó a aumentar el número y periodicidad de los eventos deportivos que fomentan la participación de personas, así como la inclusión en estos de la población de diferentes edades, con discapacidad, provenientes de poblaciones marginadas, de grupos étnicos y de mexicanos radicados en el extranjero, entre otros. Ejemplos de estos eventos son:

    • La Olimpiada y Paraolimpiada
    • Los Juegos Deportivos Nacionales Escolares de Nivel Primaria
    • Los Juegos Deportivos Escolares de la Educación Media Superior, los cuales albergan a jóvenes de entre 15 y 18 años para un encuentro multideportivo en el que representan a su entidad federativa además de su escuela o colegio.
    • Los Juegos Nacionales Populares, que dan atención y seguimiento a niños y jóvenes de colonias y barrios populares del país.
    • El Encuentro Nacional de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales, que da atención y seguimiento a niños y jóvenes de grupos étnicos y mestizos del país a través de sus tradiciones, usos y costumbres, intentando con ello rescatar los juegos tradicionales mexicanos.
    • El Encuentro Nacional Deportivo Indígena, mediante el cual se promueve que las comunidades indígenas del país adopten la práctica de actividades físicas deportivas y recreativas.
    • Los Mex Games, que se crearon en 2010 con la intención de atender a la población de mexicanos que radica en el Se generó así un espacio de desarrollo deportivo en el extranjero que busca detectar nuevos talentos fuera de las fronteras, y que dio como resultado nuevos prospectos deportivos con miras a selecciones nacionales en algunos deportes.
    • Actualmente se trabaja en la realización del evento En Busca del Joven más rápido de México-Cedem, que invita a jóvenes de entre 13 y 15 años a incorporarse en competencias de atletismo en 30 y 100 metros planos, en la que se espera una participación de más de 10 mil jóvenes a nivel nacional.

    Otro componente de la estrategia de masificación son los Centros del Deporte Escolar y Municipal, que comprende a los 31 estados, al Distrito Federal, al Instituto Politécnico Nacional y a la Universidad Nacional Autónoma de México, con el propósito de vincular espacios públicos, escuelas, canchas y unidades deportivas en donde, a través de promotores y de técnicos deportivos capacitados y certificados, se fomenta la práctica regular y sistemática del deporte, bajo las siguientes seis modalidades: Centros del Deporte Escolar, Deporte en Mi Escuela, Centros del Deporte Municipal, Centros del Deporte en Municipios de Muy Alta Marginación (escolares y municipales), Centros del Deporte Municipal vinculados con el Programa Rescate de Espacios Públicos de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) y Centros del Deporte vinculados con el programa de Albergues Escolares Indígenas de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

    La política de masificación de la actividad física ha permitido realizar un gran avance en materia de inclusión. Actualmente operan 260 centros deportivos en 55% de los municipios considerados de muy alto grado de marginación.

    Se creó también la estrategia Estímulo y Capacitación a Promotores Deportivos Escolares y Municipales, que apoyó a 876 promotores deportivos con el fin de que promuevan en su municipio el desarrollo de actividades deportivas y coordinen el trabajo que se realiza en los centros deportivos en beneficio de la población que asistente a realizar actividad física.

    Con todas estas acciones, durante el sexenio se ha logrado atender, cada año, a más de ocho millones de niños, jóvenes y adultos, en los centros deportivos escolares y municipales a nivel nacional, contribuyendo a disminuir el sedentarismo entre la población.

    Desarrollo del deporte

    La estrategia para el desarrollo del deporte incluye acciones para dotar a la población de las condiciones necesarias que permitan realizar actividades deportivas de forma segura y con el asesoramiento de instructores expertos en las distintas materias. La estrategia se dividió en tres ramas: desarrollo de infraestructura deportiva, formación de profesionales del deporte y profesionalización de los organismos dedicados al deporte.

    Infraestructura deportiva

    Se diseñaron políticas a nivel nacional que guían la construcción, remodelación, rehabilitación, ampliación, adecuación y equipamiento de las instalaciones deportivas proyectadas, sobre todo aquellas que serían ejecutadas con recursos federales. Asimismo, se emprendieron acciones para comprometer a las entidades federativas a llevar a cabo el mantenimiento y la promoción de las instalaciones, a fin de optimizar su uso; se crearon también modelos de coordinación y colaboración con la iniciativa privada para que ésta invirtiera, corresponsable y solidariamente, en servicios e infraestructura deportiva en beneficio de la ciudadanía.

    Con la implementación de este programa, entre 2007 y 2012, se beneficiaron un total de 1 235 municipios: se construyeron 1 312 instalaciones deportivas, 481 unidades y fueron rehabilitadas y se equiparon otras 144, con una inversión total de 6 570 millones de pesos. Además se construyeron 19 polideportivos en 14 entidades, en los que se invirtieron recursos federales por 415 millones de pesos, en 2011, y a los que se sumaron 528 millones de pesos como coinversión por parte de estados y municipios.

    Se apoyó también en la construcción de 17 obras para los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011, durante los ejercicios presupuestales 2007 a 2011, con una inversión total autorizada de 2 261 millones de pesos. El éxito deportivo, turístico y económico de los Juegos Panamericanos demostró la pertinencia de esta inversión. Igualmente, se apoyó el desarrollo de la infraestructura deportiva para la celebración de los Juegos Centroamericanos y del Caribe en el estado de Veracruz, que se realizarán en 2014, para lo cual a la fecha se han otorgado recursos por 408 millones de pesos. Finalmente destaca la construcción del Centro Paralímpico en la ciudad de Irapuato, Guanajuato, para el que se destinaron 305 millones de pesos con recursos de los ejercicios fiscales 2010, 2011 y 2012.

    Formación de profesionales del deporte

    A fin de contar con más y mejores especialistas que brinden un servicio de calidad a la población, fue necesario fortalecer y hacer más eficiente la formación de profesionales que se desempeñaran en los ámbitos de la cultura física y el deporte. Para ello se fortaleció la función académica y de investigación de la Escuela Nacional de Entrenadores Deportivos (ENED) como una escuela de altos estudios esencial para mejorar la preparación que reciben los deportistas por parte de los entrenadores. En la ENED se atendió, de 2007 a 2011, a 1 838 alumnos en tránsito académico de la licenciatura en Entrenamiento Deportivo; además, se abrió la maestría en Ciencias del Deporte con 32 alumnos. De la misma forma se emprendieron las gestiones para la constitución del Instituto Nacional de Ciencias del Deporte (INACIDE).

    Se impulsó la creación de licenciaturas y posgrados para mejorar todas las áreas del deporte en México y se propició una mayor coordinación entre las escuelas y facultades relacionadas con las ciencias del deporte, lo que favoreció las posibilidades de vincularse con centros de estudio, institutos o universidades, tanto nacionales como extranjeras.

    Profesionalización de los organismos dedicados al deporte

    Esta estrategia de desarrollo comprendió tres líneas de acción: a) brindar opciones y oportunidades para que organismos miembros del Sistema Nacional de Cultura Física y Deporte (SINADE), alcanzaran la profesionalización; b) proporcionar las herramientas de planeación, gestión y administración y c) promover la participación de los diferentes niveles educativos en coordinación con los Consejos Nacionales del Deporte Estudiantil miembros del SINADE. Por medio de la coordinación de políticas y acciones del SINADE, se buscó fortalecer las estructuras gubernamentales para el desarrollo deportivo, con el fin de favorecer los Sistemas de Cultura Física y Deporte de las entidades federativas y municipios.

    Como parte importante de esta profesionalización, en coordinación con otras dependencias se brindó apoyo a diversos eventos organizados por asociaciones civiles, tales como: la Universiadad Nacional, la Copa Federación Internacional de Natación de Clavados 2007-2012, la Vuelta México Ciclismo de Ruta 2008, 2009 y 2010, el 8° Campeonato Mundial de Polo y la Regata Internacional Copa México Edición Olímpica 2012 Clase J/24. Las organizaciones miembros del SINADE recibieron asesoría para la gestión de recursos provenientes de patrocinios de la iniciativa privada; en donde se incluyeron temas jurídico administrativos relacionados con la normatividad federal aplicable a la operación de programas deportivos con recursos federales, así como asesorías para el diseño de programas de capacitación en procesos administrativos de dirección, gestión y administración deportiva.

    Por último, se fomentó la participación de los miembros del SINADE en la formulación de propuestas y proyectos dirigidos a mejorar acciones, planes y programas para el desarrollo del deporte y la cultura física nacional; y se impulsaron mecanismos para que dicha participación mejorara la comunicación entre los tres órdenes de gobierno y los organismos dedicados al deporte, así como la comunicación de los organismos entre sí.

    Deporte de alto rendimiento

    Un deportista de alto rendimiento en sus primeras etapas se forma gracias al apoyo familiar y a los recursos tanto propios como los que aportan amigos y personas cercanas. En ese contexto, era ineludible crear un sistema nacional de detección y apoyo a talentos deportivos, desde los que inician su carrera deportiva hasta quienes han logrado triunfos por mérito personal. Resultaba fundamental impulsar programas de desarrollo deportivo por disciplina, en los que los entrenadores contaran con capacitación permanente de alto nivel y los programas de preparación de los atletas de alto rendimiento avanzaran de acuerdo con los estándares internacionales. Para ello, se estableció el Sistema Mexicano del Deporte de Alto Rendimiento como un programa público para resolver el problema de la preparación de los equipos nacionales de alto nivel con miras a alcanzar mejores resultados (total de medallas) en los eventos del ciclo olímpico:

    • Juegos Panamericanos y Parapanamericanos, Río de Janeiro,
    • Universiada Mundial, Bangok,
    • Juegos Olímpicos y Paralímpicos, Beijing,
    • Universiada Mundial, Belgrado,
    • Juegos Centroamericanos y del Caribe, Mayagüez,
    • Juegos Panamericanos y Parapanamericanos, Guadalajara,
    • Universiada Mundial, Shenzhen,
    • Juegos Olímpicos y Paralímpicos, Londres,

    Además, se fortaleció la relación institucional entre la Conade y las Asociaciones Deportivas Nacionales, lo que permitió perfeccionar la implementación de las políticas públicas orientadas al deporte de alto rendimiento.

    En cuanto a la detección y formación de nuevos talentos, se creó el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR), como la instalación deportiva que proporciona servicios a los deportistas más destacados del país en las diferentes etapas de su formación, desde el inicio hasta los niveles más altos de competencia.

    Asimismo, para entrenar a los nuevos talentos, se modificaron los Anexos Técnicos de Olimpiada Nacional, con el objetivo fundamental de convertir a esta Olimpiada en el catalizador de los deportistas de alto nivel, incrementando así la participación de deportistas juveniles en justas internacionales. Existen hoy talentos deportivos por cada modalidad, los cuales se pueden identificar mediante un conjunto de criterios de detección en el plano nacional que consolida la selectividad. Además, se integró la Reserva Deportiva Mexicana, la cual se selecciona con base en criterios técnicos de desarrollo y en las perspectivas deportivas olímpicas y paralímpicas; con ello se trata de asegurar una reserva de atletas, de los cuales se lleva un control en sus diferentes etapas de entrenamiento.

    Por último, y con miras a fortalecer vínculos con instancias internacionales, se obtuvo la certificación internacional del Laboratorio Nacional de Prevención y Control del Dopaje ante la Agencia Mundial Antidopaje, ello con miras a reforzar la participación de México en el movimiento mundial antidopaje.

    Todo lo anterior ha redundado en la mejora de los resultados de los atletas de alto rendimiento en competencias internacionales fundamentales dentro del ciclo olímpico y paralímpico.

    RETOS A FUTURO

    Uno de los retos aún por alcanzar es lograr una mayor participación de la población en actividades físicas. Actualmente la estrategia de Centros del Deporte Escolar y Municipal se encuentra operando en 60% de los municipios del país, y se ha logrado llegar a 50% de municipios de muy alto grado de marginación, donde se crearon u organizaron espacios deportivos en los que se fomente la práctica de alguna disciplina deportiva. Esto representa un avance importante, aunque aún queda mucho por realizar.

    La labor de especialización de los profesionales del deporte también sigue siendo un desafío. Para afrontarlo, se deberán concretar las gestiones que hagan posible la transición de la Escuela Nacional de Entrenadores Deportivos (ENED) al Instituto Nacional de Ciencias del Deporte (INACIDE), con  lo que se dará solidez a su función académica y de investigación como institución académica de nivel superior. Este instituto es necesario para mejorar la preparación profesional de los deportistas y entrenadores, mediante la cual puedan alcanzarse mayores niveles de especialización.

    Será necesario completar el proceso de capacitación de los más de nueve mil promotores deportivos que operan en la estrategia, pues sólo se ha logrado llegar a 30% de ellos y su labor resulta fundamental para orientar a la población en la práctica de alguna disciplina deportiva.

    También habrá que persistir en la tarea de perfeccionar y ampliar los sistemas de detección de nuevos talentos para que más jóvenes puedan incorporarse a la práctica sistemática del deporte competitivo. Si se desea alcanzar mayores logros en el deporte de alto rendimiento, se deberán generar los mecanismos adecuados para que las políticas desarrolladas en esta administración se traduzcan en delegaciones mexicanas cada vez más exitosas y con mejores resultados en los eventos en los que participen.

    14. Deporte y cultura física

    ÍNDICE